DECLARACIÓN

DECLARACIÓN

 

Nosotros, del Colectivo Autónomo de Mediadores, compuesto por trabajadores de la 9 ª Bienal de Artes Visuales del Mercosur, Porto Alegre, declaramos nuestro descontento con respecto a los episodios que se produjeron durante el ejercicio de nuestras actividades. Como parte del núcleo de mediación actuante en esta exposición, nuestro trabajo consiste en recibir, acoger y dialogar con el público agendado y espontáneo que asiste a los espacios expositivos.

Los episodios descritos a continuación demuestran arbitrariedades con respecto al uso de estos espacios, expresadas por las prácticas institucionales que restringen el acceso de visitantes de acuerdo a criterios discriminadores. Consideramos importante manifestar nuestra posición y aclarar que no estamos de acuerdo con este tipo de prácticas, puesto que la mediación se fundamenta en el respeto a cualquier tipo de público que asiste a los espacios expositivos – independientemente de su sexo, clase, etnia o edad.

 

  • El 4 de octubre de 2013, se celebró una cena de carácter privado dentro de la sala Ado Malagoli, en el Museo de Arte de Rio Grande do Sul – MARGS con el fin de recaudar fondos para futuras adquisiciones de obras de arte para la institución pública. Durante el evento, fueron encendidas velas sobre las mesas situadas junto a una obra construida con 4.800 piezas de cartón y que ocupa, durante la muestra, la parte central del segundo piso de dicha institución. La organización de la cena comenzó antes del cierre del museo -que se produce a las 19 horas-, por lo tanto el espacio estaba todavía abierto para las visitas y, en consecuencia, los mediadores se encontraban todavía en las horas de trabajo. Es importante destacar que los miembros de la Fundación Bienal del Mercosur estuvieron presentes en la cena, y no informaron a los mediadores y supervisores que trabajaban en el MARGS sobre el evento. Hecho que dificultó el exceso del público a algunas obras expuestas, además de interferir en la labor educativa en el espacio museal. A las 18:45 había mesas y sillas colocadas junto a la obra del artista estadounidense Tony Smith. Otra obra expuesta en el MARGS fue obstruida debido a las luces y el plástico con el que fue cubierto el suelo. Sin embargo, el día siguiente al evento, los mediadores que trabajan en el turno de la mañana en el Museo del Estado encontraron cera de la vela, manchas de comida y piezas de acrílico sobre la alfombra.

Entendemos que la organización de una cena en la mitad del espacio expositivo es una falta de respeto a las propias normas establecidas por la 9 Bienal del Mercosur y por el MARGS, una vez que, para garantizar la conservación de las obras, no es permitido consumir alimentos y bebidas en las salas donde son expuestas. Frente a este hecho, suena como un discurso incoherente las recomendaciones de preservación de las obras – dirigidas tanto a los mediadores como al público.

  • En los días posteriores a la cena, así como en los días posteriores a la publicación de una carta en la que se informaba sobre el evento, hubo restricciones y persecución a los mediadores por parte de la dirección del MARGS, dentro y fuera del entorno laboral.

Entendemos que hubo omisión por parte de la Fundación Bienal respecto a los hechos ocurridos.

  • El día 17 de octubre de 2013, se realizó una sesión fotográfica para una editorial de moda en el horario de visita a las exposiciones, en la “Praça da Alfândega” de la 9 Bienal del Mercosur, sin el cuidado adecuado a la preservación de las obras. Conductas que son estrictamente exigidas al público visitante, el cual tenía imposibilitado el acceso a parte del espacio expositivo en esta ocasión.
  • El día 24 de octubre de 2013, se llevó a cabo un performance en el Santander Cultural con amplia divulgación, de entrada gratuita y se solicitaba la llegada anticipada debido al número limitado de lugares. Sin embargo , pudieron asistir tan solo algunas personas que, minutos antes del inicio del evento, fueron anunciados por el equipo de producción como inscritos en una lista hasta entonces desconocida tanto por el público como por el grupo de mediación que esperaba en la fila formada por orden de llegada . Vale la pena mencionar que los nombres de la lista estaban relacionados a una condición social particular de distinción, estatus y privilegio, así como a vínculos personales con figuras de la Fundación Bienal.
  • En cuanto al trato de los demás sectores de la Fundación Bienal con los mediadores, existen diversas situaciones que caracterizan la disminución de la función y del trabajo de mediación y la propia condición de sujeto de los mediadores. Como ilustración de este hecho, en la referida performance que tuvo lugar en el Santander Cultural, hubo desvío de nuestro trabajo. Puesto que, los mediadores fueron invitados por el núcleo educativo (sector encargado del equipo de mediación) a trabajar en la mediación del performance. Sin embargo, guiados por otro sector y con el desacuerdo del propio núcleo educativo, fueron llevados a realizar actividades que no corresponden con el trabajo de mediación, tales como ascensoristas y recepcionistas.

Además de la falta de cumplimiento y la reflexión de nuestra función real en el espacio de la exposición, son recurrentes las interrupciones abusivas y las situaciones desagradables durante la realización de las mediaciones por parte de otros sectores de la Fundación Bienal.

  • También en el día 24, en el espacio expositivo del Memorial de Rio Grande do Sul, a un sujeto que se identifica como “queer” (sin género o sexualidad definidos), al utilizar el baño femenino para maquillarse, se le pidió que se retirara por medida de “seguridad ” de manera agresiva. La medida es representativa del asedio moral, psicológico y el abuso de autoridad, pues fue seguido por empujones hasta la salida del espacio expositivo, como se muestra en el registro audiovisual. La violencia que ocurrió en esta situación le generó al visitante exhibición y exclusión de las dependencias de la 9 Bienal del Mercosur. Esto refleja restricciones excluyentes impuestas a diferentes públicos , desde las cuestiones de género y sexualidad dentro de los espacios expositivos , así como la negligencia y omisión de la Fundación Bienal en cuanto a su inclusión.
  • Constatamos también la insuficiente preparación para la implementación de “audio-guías” en el caso de las visitas de grupos con discapacidad visual, haciendo hincapié en nuestra preocupación por la calidad de la mediación a esos grupos. Además, observamos la falta de estructuras que permitan un mejor acceso de estos grupos a los espacios de exposición, debido a la ausencia de descripciones de las obras en Braille, así como de materiales táctiles (que terminaron siendo diseñados y producidos por la mediación del Santander Cultural). La accesibilidad para personas con deficiencia en movilidad es mínima, como también lo es para sordos debido al pequeño número de mediadores interpretes de Libras (Libras: Lengua Brasileña de Señales).

Frente a estos estos modos de relación que agredieron y agreden en diversas instancias el público de las exposiciones públicas y el personal de mediación de la 9 ª Bienal, nosotros del Colectivo Autónomo de Mediadores declaramos nuestro repudio y nuestra disociación total de esas prácticas que establecen tratamientos diferenciados y elitistas y que favorecen a aquellos que tienen un mayor poder adquisitivo o condición social. Es inaceptable que haya cualquier tipo de distinción de público en estos espacios, especialmente porque es una exposición que cuenta con el apoyo financiero proveniente de los fondos públicos (Ley N º 13, 490/10 – Pró-Cultura/RS) y mecanismos de incentivos fiscales (Ley ° 8313/91 – Ley Federal para el Fomento de la Cultura) cuyos artículos iniciales ya aclaran los requisitos para la concesión del incentivo:

Artículo 2, § 1 Los incentivos creados por esta Ley sólo serán concedidos a proyectos culturales cuya exhibición, uso y circulación de los bienes culturales que de allí resulten sean abiertos, sin discriminación, a cualquier persona, que entre gratuitamente, o sea público al que se le cobre el ingreso.

§ 2 Se prohíbe la concesión de incentivos a obras, producto, eventos u otros decurrentes, destinados o restringidos a colecciones particulares o circuitos privados que establezcan restricciones de acceso.

Es porque creemos en una ética y una política de la mediación, independiente de las premisas elitistas y excluyentes de las instituciones, que estamos en contra de las acciones que (a) humillan o desconsideran a cualquier persona en cualquier espacio cultural y ( b ) son irresponsables en el cuidado con el patrimonio público (del que hacen parte los museos mencionados anteriormente ) . Creemos que el arte no debe ser un ambiente restringido y socialmente privilegiado – reproduciendo en un nivel simbólico la desigualdad social -, pero sí de acceso a todos, democrático, popular y universal. Defendemos una relación sin distinción en la asistencia, el acceso y la circulación de los espacios expositivos. Reivindicamos la eliminación de criterios arbitrarios en el recibimiento de visitantes, así como para los educadores que trabajan en los espacios de la 9 Bienal del Mercosur.

Expresamos nuestro repudio a las situaciones de exclusión y segregación de públicos, así como la mala condición y vulnerabilidad del educador trabajador del equipo de mediación, acosado en varias situaciones.

 

COLECTIVO AUTONOMO DE MEDIADORES

 

Porto Alegre, Noviembre de 2013.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s